lunes, 25 de septiembre de 2017
Tirocinio
Presentación, objetivos y programación



 
 

 
«Durante toda la formación inicial se da importancia, juntamente con el estudio, a las actividades pastorales de nuestra misión.El tirocinio es una etapa de intensa confrontación vital con la acción salesiana en una experiencia educativo-pastoral. En él, el salesiano joven se ejercita en la práctica del sistema preventivo y, sobre todo, en la asistencia salesiana. Acompañado por el Director y la comunidad, realiza la síntesis personal entre su actividad y los valores de la vocación»
 
 
 
 
 
 

 
Es ésta, desde el punto de vista salesiano, la fase más característica de la formación inicial; el modelo al cual hace referencia es la experiencia que Don Bosco vivió con los jóvenes del primer Oratorio.

OBJETIVOS

La intención y la perspectiva formativa son prioritarias en el tirocinio, que tiene como primera finalidad la formación del hermano. Dos son los objetivos del tirocinio:
 
  • la maduración en la vocación salesiana: el hermano, ejercitándose en la misión y en el espíritu del Sistema Preventivo, desarrolla sus actitudes y su responsabilidad y tiende a realizar una «síntesis personal entre su actividad y los valores de la vocación»;
  • la evaluación de la idoneidad vocacional a través de la experiencia personal y comunitaria de la misión salesiana, con miras a la profesión perpetua.
 
NUESTROS TIROCINANTES

Cualquier Casa salesiana puede ser un lugar idóneo para que un salesiano en formación inicial desarrolle esta etapa formativa. Toda la comunidad salesiana, con el director a la cabeza, se convierte en comunidad formadora cuando un tirocinante es destinado a ella.

En la actualidad, el tirocinante de nuestra Inspectoría, DANIEL PEÑA TRAPERO vive su experiencia en la Casa Salesiana de Utrera.
 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.0